Mi Inspiración

david-attenborough-birthday

Sir David Attenborough es un nombre relevante en mi vida. Me resultaría raro que no le conocierais, ya que es un divulgador científico bastante famoso por sus documentales. Hace poco leí una entrevista que le hicieron; me di cuenta que a pesar de las diferencias de edad y de idioma, teníamos una cosa en común y es nuestro amor por la biología. Hablaba sobre la naturaleza, el cambio climático y las especies con una pasión únicamente propia de aquél al que le gusta lo que hace. Siempre es agradable descubrir que compartes espacio en este mundo con alguien así. Lo cierto es que yo ya conocía a este señor de hace mucho tiempo; a día de hoy sigo pensando que fue él quien despertó en mí el gusanillo de la biología, ya que fueron sus documentales los primeros que vi en mi vida.

Lo recuerdo perfectamente; yo era bastante pequeña (no llegaba a los 6 años). Mi padre tenía una pequeña colección de documentales de este hombre. Por alguna razón, decidí ver uno de ellos; desconozco el motivo que me llevó a escoger uno en concreto, pero supongo que sería la portada de la carátula, donde aparecía, creo recordar, una cría de leopardo. Se llamaba “La Conquista de los Mamíferos”, perteneciente a la serie de documentales “La Vida en la Tierra”. Tenía una introducción que siempre me daba mal rollo, sospecho que por la música. Pero cuando ésta finalizó y dio pasó a ese animal tan extraño que mis ojos veían por primera vez, automáticamente me enganché, como si hubiera sido un flechazo; aquel ser que parecía un pato, pero sin alas y con pelo. Efectivamente, amigos, acababa de ver por primera vez en mi vida a un ornitorrinco. No pude evitar que me llamara la atención. Ya no había vuelta atrás; tenía que verme todo el documental. Simplemente, me fascinó. Primero, los mamíferos que ponen huevos, luego los marsupiales, y por último los que tienen placenta, como nosotros. He tenido la suerte de encontrar este documental en español. Voy a compartir con vosotros este pequeño trocito de contenido audiovisual que marcaría un antes y un después en mi vida.

http://www.dailymotion.com/video/x17sejt_la-vida-en-la-tierra-09-la-conquista-de-los-mamiferos_animals

Sin embargo, este no fue el único documental que me marcó; hubo un segundo que me gustó incluso más que éste, tanto así que me lo llegué a aprender de memoria por haberlo visto tantas veces. Se llamaba “La Caza y la Huida”, de la serie de documentales “Desafíos de la Vida”, perteneciente también al señor Attenborough. Éste me gustaba incluso más porque te presentaba muchas estrategias de caza y de huida que tenían los animales, cada una más peculiar que la anterior. ¿Las que más me llamaron la atención? De caza las hormigas soldado; parecen insignificantes, pero devoraban todo a su paso. No importaba que la presa fuera enorme; todas actuaban como una masa monstruosa que lo absorbía todo en su interior. Era espantoso. Recuerdo concretamente a una araña que tuvo el mismo fin que un malo de película que se hunde en lava o arenas movedizas, es decir, pasabas de verla de cuerpo entero entre la masa “hormiguil”, a ver sólo sus patas sacudiéndose, y finalmente a ver nada. Impactante. En cuanto a estrategias de huida, eran las que más me gustaban. Probablemente la que más me llamó la atención era la de una rana que tenía una especie de “cara” en su parte trasera, y cuando aparecía una serpiente que la quería comer, se giraba y le enseñaba la “cara” (aunque parezca una contradicción). Parece ser que ese “rostro” en realidad eran unas glándulas venenosas. El propio Attenborough no tenía muy claro si el animal sólo pretendía asustar a la serpiente con esa “cara rara” o sí le estaba advirtiendo de que era venenosa. También he encontrado este documental por ahí, pero en esta ocasión en inglés. Os dejó el link de todas formas por si queréis echarle un vistazo.

http://www.veoh.com/watch/v319978mx2n7NEW

¿Sabéis una cosa? Yo entré en Biología con la idea previa de ser zoóloga. Después de haber visto los documentales de David Attenborough, el mundo animal en especial me había fascinado; parecía que miraras donde miraras ibas a encontrarte un gran abanico de estrategias de supervivencia por parte de estos seres; era fascinante. Como decía Attenborough en una entrevista, “es el afán por explorar. La naturaleza es como un baúl de sorpresas. Cuando crees que lo has visto todo, siempre hay algo más”. Por eso quería estudiar a los animales, para conocerlos a todos y todas sus peculiaridades. Hasta que conocí a las bacterias y entonces me di cuenta de que ese nuevo mundo no era “el baúl de las sorpresas”, sino “el bolsillo de Doraemon”.

Buen día, señores.

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s